Blog

residuos y desechos peligrosos

¿Qué son los residuos y desechos peligrosos?

La producción de residuos de la construcción y demolición (RCDs) es una actividad ligada al sector de la construcción. Estos desechos, en la mayor parte de la ocasiones por sí solos no tienen capacidad de generar ningún perjuicio para las personas o el medioambiente. Sin embargo, existe la posibilidad de que estos materiales adquieran la categoría de residuos peligrosos, en cuyo caso requerirán de un tratamiento y gestión específicas.

El carácter peligroso de los residuos de la construcción y demolición puede deberse a diferentes motivos:

 

  • En la construcción se utilizaron materiales cuya composición incluía sustancia peligrosas, como es el caso del fibrocemento,  plomo, alquitranes, preservantes, sellantes, adhesivos, colas o determinados plásticos.
  • Materiales que con el tiempo se han convertido en peligrosos debido a su exposición continuada a sustancias que han provocado una reacción química, modificando la superficie del material. Este tipo de procesos es habitual en instalaciones industriales, o en el interior de edificios en los cuales se llevan a cabo procesos químicos o en el exterior debido a la acción del aire o del agua que arrastra el reactivo causante de la transformación química.
  • Residuos que se convierten en peligrosos debido a que en algún momento han albergado algún tipo de sustancia química peligrosa o se ha mezclado provocando su transformación en un residuo peligroso.

 

¿Cuáles son los factores que hacen que un residuo sea peligroso?

En general, los factores que hacen que un residuo sea considerado peligroso tienen ver con su capacidad para dañar la salud de las personas o el medioambiente. De forma concreta, podemos establecer cuatro aspectos:

  • Inflamabilidad. Se trata de residuos que pueden provocar incendios, como es el caso de líquidos, solventes inflamables o sustancias que pueden incendiarse por fricción o presión.
  • Corrosividad. Los residuos corrosivos son aquellos cuya composición química hacen que sean capaces de corroer metales.
  • Reactividad. Los residuos reactivos son inestables en condiciones normales de temperatura y presión. Estos residuos peligrosos pueden provocar explosiones o generar gases tóxicos o vapores el contacto con el agua.
  • Toxicidad. Dos desechos peligrosos de carácter tóxico provocan daños si se ingieren o se respiran. También son capaces de contaminar terrenos al drenar líquidos (lixiviado) contaminando así las aguas subterráneas.

 

Otra condición que convierte a un residuo en peligroso es la radioactividad, aunque no la tenemos en cuenta ya que este tipo de residuos requiere de unas medidas de control y tratamiento muy especializadas.

 

Los primeros trabajos en el seno de la Unión Europea para delimitar los tipos de residuos peligrosos se llevaron a cabo en el año 1992.

 

El Catálogo Europeo de Residuos (CER) establece el listado de residuos peligrosos dentro del grupo de CDR. En total se trata de 16 categorías:

  • Mezclas de o fracciones separadas de hormigón, ladrillos, tejas y material cerámico que contienen substancias peligrosas.
  • Vidrio, plástico y madera que contienen substancias peligrosas o están contaminadas por ellas.
  • Mezclas bituminosas que contienen alquitrán de hulla.
  • Alquitrán de hulla y productos alquitranados.
  • Residuos metálicos contaminados con substancias peligrosas.
  • Cables que contienen hidrocarburos, alquitrán y/o sustancias peligrosas.
  • Tierras y piedras que contienen substancias peligrosas.
  • Lodos de drenaje que contienen substancias peligrosas.
  • Balasto de vías férreas que contiene substancias peligrosas.
  • Materiales de aislamiento que contienen amianto.
  • Otros materiales aislantes que consisten en o contienen substancias peligrosas.
  • Materiales de construcción que contienen amianto.
  • Materiales de construcción a base de yeso contaminado con substancias peligrosas.
  • Residuos de construcción y demolición que contienen mercurio.
  • Residuos de construcción y demolición que contienen PCB.
  • Otros residuos de construcción y demolición mezclados que contienen substancias peligrosas.

 

Origen de los residuos peligrosos.

 

Los residuos peligrosos pueden tener diferentes orígenes.

  • Demolición de edificios. Proceden de la demolición o desmantelamiento de edificaciones o instalaciones industriales o mineras.
  • Construcción. Residuos generados en las labores de edificación, que pueden ser tanto restos de materiales como productos de desecho: embalajes, recipientes, etc.
  • Residuos de excavaciones. Originado tanto en la excavación como en los procesos de tratamiento de materiales obtenidos en la excavación.

 

Materiales con amianto.

Entre los desechos peligrosos más habituales en el sector de la construcción se encuentran aquellos que contienen amianto.

El término amianto se utiliza para referirse a un conjunto de silicatos fibrosos, un tipo de sustancia de origen mineral de composición química variable, que al romperse o triturarse es susceptible de liberar fibras, cosa que no ocurre si no se somete a ningún tipo de manipulación. 

Se pueden distinguir hasta seis variedades de amianto, todas ellas consideradas residuos peligrosos y con diferente niveles de fibrosidad.

La variedad más común es el crisolito o amianto blanco. Se calcula que está presente en el 90% de las edificaciones realizadas con este material.

Le siguen la crocidolita (amianto azul) y la amosita (amianto marrón). El resto de variedades de este material peligroso apenas han sido utilizadas en España.

Este material fue muy utilizado en España, comercializado por la marca “Uralita“.   El uso de amianto ha quedado prohibido totalmente (Orden de 7 de diciembre de 2001) aunque en la actualidad aún puede encontrarse principalmente en determinados equipos de construcción, maquinaria, instalaciones, construcciones o mezclados con otros residuos, principalmente en cubiertas, como aislante o en tuberías.

 

 



Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies